Entertainment

13 Beneficios de comer cerezas durante el embarazo

Comer cerezas durante el embarazo viene con increíbles beneficios para la salud. Algunos de estos beneficios incluyen el tratamiento de dolores de cabeza y migrañas, aliviar el dolor muscular, reducir las calorías, apoyar el sistema digestivo saludable, trabajar como expectorante, ayudar a la circulación sanguínea, prevenir la presión arterial alta, prevenir la fatiga, prevenir la diabetes gestacional, aliviar la hinchazón y la inflamación, promover la salud cerebral y aumenta la inmunidad.

Las cerezas rojas, jugosas y deliciosas contienen más nutrientes de lo que pensabas. Enriquecidos con abundantes minerales, vitaminas, enzimas, ácido fólico, etc., tienen el potencial de mantener a raya las enfermedades de salud mayores y menores durante el embarazo.

No solo tienen un sabor irresistible sino que también satisfacen sus papilas gustativas. Además, se dice que la fruta agridulce es beneficiosa para combatir las náuseas y los vómitos que son comunes durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas pueden consumir cerezas como bocadillo; Pueden incorporarse a varias ensaladas, la fruta también puede convertirse en una adición refrescante para sus postres. En cualquier forma, las cerezas son una fuente rápida para obtener numerosos beneficios para la salud.

Valor nutricional de las cerezas

  • Calorías 50
  • Choline 4 mg
  • Cobre 1 mg
  • Fibra dietética 2,9 g
  • Fluoruro 8 mcg
  • Folato 5 mcg
  • Hierro 5 mg
  • Magnesio 2 mg
  • Manganeso 1 mg
  • Niacina 2 mg
  • Ácido Pantoténico 3 mg
  • Fósforo 0 mg
  • Potasio 306 mg
  • Proteína 9 g
  • Vitamina A 3 UI
  • Vitamina C 7 mg
  • Vitamina E 1 mg
  • Vitamina K 9 mcg
  • Zinc 1 mg

13 Beneficios de comer cerezas durante el embarazo

1. Trata dolores de cabeza y migrañas.

Los expertos han revelado que la preeclampsia y la fluctuación hormonal del estrógeno causan migrañas o dolores de cabeza durante el embarazo. La condición podría afectar el bienestar general de las futuras madres, por lo que no debe ignorarse. Puede consumir cerezas para combatir los factores que contribuyen a los dolores, ya que son una fuente inagotable de bioflavonoides y antocianinas. Ambos nutrientes son necesarios para aliviar las fluctuaciones innecesarias en su cuerpo durante el embarazo.

2. Alivia el dolor muscular

Las cerezas agridulces están cargadas de propiedades antiinflamatorias. Los nutricionistas han recomendado consumir al menos 2-3 porciones de la fruta durante el embarazo. De esta manera usted puede prevenir eficazmente los dolores musculares y la inflamación de las articulaciones. Las mujeres embarazadas experimentan diversas inflamaciones hasta el parto, por lo que, en una condición grave, consulte con su médico de atención primaria y evite la automedicación a este respecto.

3. Bajo en calorías

Las mujeres embarazadas son más propensas a aumentar de peso durante el embarazo que más tarde se vuelven difíciles de perder. Si desea mantener su peso corporal, debe comenzar a incorporar cerezas desde el día en que concebirá. Los nutricionistas han favorecido las frutas y verduras debido al alto contenido de nutrientes y bajas calorías. El caso es similar al de las cerezas rojas y deliciosas, ya que son abundantes en vitaminas y minerales y un tazón de porción fresca contiene solo 50 calorías.

4. Para un sistema digestivo saludable

Su leve descuido puede llevarlo a problemas digestivos. Para evitar esto, los nutricionistas han aconsejado consumir alimentos enriquecidos con fibra dietética. Este último ha sabido prevenir la indigestión, previene la hinchazón constante durante el embarazo. Además, la fibra es responsable de regular sus movimientos intestinales irregulares. Las cerezas son una fuente inagotable de fibra dietética, y solo una porción puede afectar su malestar estomacal de manera efectiva en menos tiempo. Los expertos también han alentado a las mujeres embarazadas a tratar los problemas de digestión por la fuente natural, ya que no contienen productos químicos.

5. Trabajar como expectorante.

Las cerezas pueden funcionar bien si ha encontrado problemas respiratorios durante el embarazo. Muchos estudios también han demostrado sus cualidades como expectorante. Puede tratar la tos constante y aliviar el resfriado, la bronquitis y el asma incorporando cerezas a su vida diaria. Sin embargo, no olvide considerar los consejos de sus médicos en caso de asma crónica para evitar riesgos de problemas de salud adicionales.

6. Para los vasos sanguíneos.

Los nutricionistas sugieren que el feto necesita mucha sangre para un crecimiento adecuado que solo es posible con los vasos sanguíneos que funcionan correctamente. Puede fortalecer este último consumiendo cantidades adecuadas de vitamina C regularmente. Se dice que la vitamina fortalece los vasos sanguíneos durante el embarazo, lo que les permite bombear suficiente sangre a este respecto.

7. Promueve un mejor sueño

No debe intentar ingerir relajantes o pastillas para dormir durante el embarazo y solo optar por alimentos que contengan propiedades que inducen el sueño. En el caso de patrones de sueño alterados, puede consumir un tazón de cerezas frescas y refrigeradas, ya que contienen un antioxidante llamado melatonina. Cuando se consume regularmente, el antioxidante evitará las molestias y le permitirá dormir tranquilamente durante horas. Aparte de esto, el jugo de cereza puede realizar la misma función. Sin embargo, evite agregar azúcar ya que la fruta naturalmente contiene un alto contenido.

8. Previene la presión arterial alta

Hay varios factores que contribuyen a la presión arterial alta durante el embarazo, y debe tener cuidado y tratar de mantener los niveles altos. El potasio que se encuentra en la cereza funciona bien para combatir la retención de agua y controlar su presión arterial que, en última instancia, evita los riesgos de la preeclampsia. Por lo tanto, el consumo regular de cerezas puede aliviar los riesgos de la presión arterial alta.

9. Previene la fatiga

La gran cantidad de nutrientes que se encuentran en la fruta agridulce es una fuente segura para evitar los factores asociados con la fatiga repentina y el mareo. Las mujeres embarazadas pueden consumir cerezas para obtener agua, fibra, vitaminas y minerales que funcionan para aumentar los niveles de energía durante el embarazo.

10. Previene la diabetes gestacional

Los riesgos asociados con la diabetes gestacional aumentan para la futura madre. Los nutricionistas recomiendan consumir azúcar a través de la fuente natural para combatir los riesgos de la diabetes, ya que es un problema de salud grave. También tiene potencial para dañar la salud del bebé por nacer. Por lo tanto, no consuma alimentos procesados ​​ni bebidas azucaradas durante el embarazo y controle sus antojos dulces con deliciosas frutas como las cerezas frescas.

11. Para la hinchazón y la inflamación

Los estudios han revelado que el pigmento rojo en la fruta, llamada antocianina, puede aliviar la inflamación sin dañar la salud del feto. Las mujeres embarazadas encuentran dolor y con frecuencia hinchazón; Es esencial para ellos optar por una opción natural, como las cerezas, para hacer frente a la enfermedad.

12. Promueve la salud del cerebro

Los nutricionistas sugieren que las mujeres embarazadas consumen alimentos cargados con nutrientes que facilitan el cerebro sano del feto. Puede encontrar nutrientes esenciales como el balaton y las antocianinas en las cerezas que fortalecerán y garantizarán el desarrollo saludable del cerebro del feto.

13. Aumenta la inmunidad

Enriquecidas con vitamina C, las cerezas pueden hacer maravillas para la salud del sistema inmunológico de las futuras madres. Su sistema inmunológico requiere una nutrición especial, ya que combate los radicales libres que contribuyen a varias enfermedades crónicas e infecciones. También puede reducir efectivamente los riesgos de daño oxidativo a los órganos del cuerpo.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.